martes, 17 de enero de 2017

¿Que somos?

ALIMENTOS SAGRADOS QUE SANAN


Los alimentos saludables vienen de una tierra saludable para una comunidad saludable



El planeta tierra es un macroecosistema, conformado por microecosistemas interconectados en donde la naturaleza, el ser humano, los animales y las plantas  juegan un importante papel en el equilibrio y mantenimiento de ecosistemas sanos.

El cuerpo humano es un reflejo de lo que sucede en la tierra, si hay una alimentación sana, es porque la tierra ha brindado alimentos sanos, en ese sentido una buena salud es sinónimo de alimentación sana.



Para la consecución de alimentos sanos el enfoque debe trascender lo económico e ir más allá, a lo multidimensional, a lo cultural, sumado sabidurías ancestrales practicadas en los Andes, como la limpieza de los terrenos, el descanso de la tierra, agua limpia , aire puro, para tener alimentos libres de transgénicos, libres de contaminantes, libres de antibióticos, cultivos asociativos  y equilibrados en las huertas y campos, que cumplan su papel como controladores de plagas, o reforzadores de los elementos químicos propios de los suelos.






 

Otra parte importante de la alimentación sana es el correcto uso de las especies en la cocción de las comidas, el equilibrio en cantidad y calidad en la preparación de los potajes. Debe también haber una razón lógica para utilizar plantas como el orégano, el sacha anís, el perejil, el cilantro; o resaltantes del sabor como el aji (ucho), ishpingo, o alimentos ricos en proteínas como quinua, chocho, mashua, o amaranto.















Si observamos la alimentación andina es muy importante el ciclo agrícola: siembra, aporque, cosecha, ligados con las fases climáticas, e incluso con las grandes celebraciones culturales como Pawkar raymi (florecimiento y siembra), Cápac raymi (aporque), e Inti raymi (cosecha). La preparación del suelo, la preparación de las semillas, las técnicas de siembra, las técnicas de cosecha son la rememoración cultural de la herencia dejada por las distintas etnias que poblaron los Andes.





El  centro de producción de alimentos, el centro de cocción de alimentos, la tullpa, el fogón, la cocina, es un elemento importante para las familias y comunidades que giran en torno a las formas ancestrales para  que la comida no solo alimente sino que también sane, para que las especies no solo condimenten sino permitan la digestión correcta, para que sirvan como medicinas desde la sabiduría de las mamas. Por otro lado la tullpa, el fogón, la cocina es el sitio de compartición de cosmovisiones, de crianza de los hijos, de resolver y plantear problemas comunes de la cotidianidad, de planificar las fiestas, los ritos, muchas veces para sellar alianzas matrimoniales, para resolver la participación comunitaria en ayni, minga o mita.

Así la alimentación sana para los pueblos de los Andes no solo es la rememoración de la memoria del paladar, sino es el comunitarismo, la solidaridad, el llancay (trabajo), el yachay (enseñar), y el munay (amar todo).